jueves, 21 de enero de 2010



Cuando amaine la tormenta, 
cuando lluvia y fuego dejen en paz otra vez la tierra,
el mundo ya no será el mundo,
sino algo mejor.
(selva Lacandona, agosto de 1992)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada